Productos "light" disfrazados


Yogur-cereal

Siempre escucho gente que me dice: "Pero si yo como súper bien, ceno cereal con leche desnatada" o "yo meriendo una barrita de granola" o "yo desayuno un sandwich y un jugo/zumo de naranja". Y en todas estas frases hay un producto que creemos que es "saludable" y no lo es tanto. En este post les revelaré algunos de los productos que deberíamos limitar.

Cereales de desayuno

La publicidad en esta área ha hecho mucho. Creemos que los cereales son bajos en calorías y que además si hacemos una dieta dónde sólo cenamos cereal adelgazaremos. Esto es FALSO pero no del todo: existen ciertos cereales que podemos escoger para incluir en nuestra dieta, todo dependerá de sus ingredientes. Los cereales para niños son los primeros que debemos sacar de la lista, ya que son altos en azúcar y en ingredientes artificiales.

Luego están los cereales “light” o “de dieta”, con los que debemos dedicarnos a leer las listas de ingredientes y las tablas nutricionales (si tienen fruta, chocolate, etc., serán más altos en calorías y en carbos y/o grasas). Escojan preferiblemente aquellos que no tienen azúcar añadida y que sean altos en fibra (hechos con harinas integrales o de avena, espelta, etc.).

Si, además, tomamos nuestros cereales con leche pues estaremos añadiendo más azúcar, porque como les he explicado la lactosa es un tipo de azúcar.

Barras energéticas o protéicas

Muchas de las personas que hacemos ejercicio optamos algunas veces por comer barritas protéicas o barras de granola o muesli, como parte de alguna de nuestra meriendas. Sin embargo, la gran mayoría de barritas son altísimas en calorías (pueden hasta tener un tercio de las calorías diarias) y en hidratos de carbono y luego, y solo un poco, también tienen proteínas jaja.

Para escoger una que sea buena debemos buscar que tenga alrededor de 20grs de proteínas, 5grs de azúcar y menos de 10grs de grasa. Aún así, recomiendo este tipo de barritas sólo para cuando no podamos comer algo menos procesado, porque no tenemos tiempo o estamos apurados…

Jugos/Zumos de fruta

Sí…lo sé… la fruta es excelente y siempre digo que debemos incluirla en nuestra dieta. Sin embargo, las ensaladas de fruta o los jugos/zumos aportan una gran cantidad de azúcar ya que para hacerlos utilizamos más que una porción de fruta. Además, muchos de los zumos que compramos en el supermercado llevan más azúcar añadida. Un vaso de zumo de naranja natural contiene el equivalente a siete cucharadas de azúcar, ¡¡¡muchísimo!!!

Por eso es preferible comer la fruta directamente: podrás medir mejor lo que te comes y conservarás la fibra.

Yogures

Los yogures son buenísimos ya aportan proteína y ayuda a regular nuestra flora bacteriana. En los supermercados podemos encontrar una amplia variedad de productos de este tipo: enteros, desnatados, de sabores, naturales, con bífidus, sin ellos… Sin embargo, muchos de ellos son altos en grasa y en azúcar. En el caso de los yogures desnatados puede ser hasta peor, ya que agregan muchas sustancias (entre ellas el azúcar) para imitar la textura de los enteros.

Busca aquellos yogures que son endulzados con edulcorante o stevia o cómpralo natural y endulza tú o añade fruta.

Leches vegetales

Yo soy defensora de las leches vegetales, sobretodo si nuestra meta es perder grasa (lee mi post al respecto: Leche de vaca vs leche vegetal). Entonces, ¿por qué las nombro aquí? Pues porque una gran mayoría de ellas llevan azúcar. Es importantísimo que leamos los ingredientes y que descartemos aquellas que la contengan.

Aderezos para ensaladas

“Sí, sí…sigo a dieta, así que me pediré una ensalada césar” ¡No! Error. Son altos en azúcar, en grasa y tienen muchísimos aditivos. Una gran parte tienen como base mayonesa, nata, etc. Muchas de las ensaladas que venden en ciertos restaurantes de comida rápida pueden llegar a sumar más calorías que una hamburguesa con queso.

Aderézalas con vinagre o limón, mostaza y stevia, o si las prefieres cremosas hazlas con yogur griego. Verás que quedan riquísimas.

Palomitas/cotufas de microondas

Para mí esta es la revelación más traumática jaja. Las palomitas/cotufas que venden en los cines o las que vienen listas sólo para meter en el microondas pueden llegar a tener hasta 30grs de grasa y 370Kcal por cada 100grs (y saben que no nos comemos 100grs…sino como 800 jaja). Además, las del cine suelen tener muchísima sal y hasta azúcar.

Por el contrario, si las preparamos en casa sin aceite son el snack perfecto, bajísimas en calorías y súper ricas.

Así, que no te dejes engañar por la publicidad o por lo que te dicen otros. Dedícale un ratito a leer las etiquetas nutricionales y las tablas de ingredientes y poco a poco irás armando tu dieta de una forma limpia y saludable.

RECENT POST