Cheat meal en un plan fit


cheat meal

Todos los que seguimos una dieta, sea para adelgazar, para mantenernos o para desarrollar masa muscular, hemos escuchado sobre las comidas trampa o "cheat meal".

La idea de tener una cheat meal consiste en tener una comida de premio o de poder comer lo que queramos, luego de haber pasado 6 días siguiendo nuestro plan de alimentación.

La razón más fácil de entender el por qué lo hacemos, es la de usarlo como recompensa luego de unos días de habernos portado bien y de haber comido saludable. Esto nos motiva a ser más estrictos con nuestra alimentación porque sabremos que llegará ese día que podremos salirnos.

Ahora le verdadera razón científica de por qué lo hacemos. Al comer la comida trampa estimulamos una hormona llamada leptina, que es la encargada de regular el apetito, de generar la sensación de saciedad y de aumentar el gasto calórico y metabólico. Cuando estamos en una dieta hipocalórica y nuestros niveles de grasa están bajos, los valores de la leptina caen, lo que produce que disminuya nuestro gasto energético. Por el contrario, cuando hacemos una comida alta en grasa el metabolismo se acelera, nos sentimos satisfechos y nuestros niveles de leptina se estabilizan.

Las dietas hipocalóricas para perder grasa afectan nuestros niveles de leptina y hacen que nuestro metabolismo se vuelva lento, algo que no queremos en absoluto. Sin embargo, es una reacción natural de cuerpo para adaptarse a períodos de hambruna a los que normalmente ya no estamos sometidos en nuestros días. Es por esta razón que debemos engañarlo y entra en juego la comida trampa que hace que nuestros niveles de leptina se disparen y se mantengan altos hasta por 24 horas, lo que nos permite empezar una nueva semana sin que nuestro metabolismo entienda que debe reducir el consumo de grasa.

Por otro lado, la leptina y la insulina van de la mano, la leptina causa resistencia a la insulina, por lo que aumentaríamos más aún la quema de grasa durante esas 24 horas de pico. Por esto, al día siguiente de una comida trampa deberíamos reducir la ingesta de carbohidratos simples y azúcares.

Recuerden que es una comida trampa y no un día trampa. Dependiendo de la cantidad de ejercicio que hagas y de el grado de musculatura que tengas podrían ser dos cheat meals a la semana. Y es mejor que la comida trampa sea de noche ya que es cuando somos más receptivos a la producción de leptina.

Gánate el cheat meal durante la semana, come limpio y haz ejercicio y luego disfrútalo como la recompensa que te has sudado jaja

.

RECENT POST

Suscríbete para que estés al día

No te pierdas ninguna actualización