Cargas y descargas de hidratos


carga descarga hidratos

Creo haberles comentado en alguna oportunidad que no soy una persona de dietas. Siempre he comido de forma saludable porque amo comer (como bastante) y por eso nunca me restrinjo de casi nada aunque siempre busco el balance.

Aunque siempre he sido delgada, no puedo decir que coma lo que coma no engordaré, y a las pruebas y experiencia me remito. Además, en mi caso soy de acumular más grasa en las piernas, como la gran mayoría de las mujeres.

Entonces, es cierto que a nivel físico me veía bien y me sentía a gusto con mi cuerpo, pero también es cierto que quería ver más resultados sabiendo que siempre doy el 100% de mí a la hora de entrenar. Por eso, hablando con un entrenador de toda mi confianza le comenté que quería bajar un poco mi porcentaje de grasa, pero sin que se viera afectada mi masa muscular ni mi rendimiento. De esta forma llegamos a la dieta de cargas y descargas de hidratos.

La dieta de cargas y descargas de hidratos son muy conocidas entre la gente que practica deportes y/o entrena. Consiste en tener unos días con un consumo mínimo de carbohidratos (en su mayoría proveniente de los vegetales) y otros días altos en carbos. Por supuesto, la cantidad de hidratos dependerán del objetivo, si eres hombre o mujer, etc. Sirve para bajar sólo pocas cantidades de grasa, para grandes pérdidas deben utilizarse otro tipo de dietas.

Los carbohidratos son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y para el crecimiento muscular. El problema de abusar de ellos es que al no ser usados como energía el cuerpo los acumula como grasa; pero en esta dieta juegas con el consumo y el tiempo: cantidad adecuada en el momento justo.

Les explico que pasa en nuestro cuerpo: en los días altos en carbos (obviamente siempre están incluidas las proteínas) nuestro cuerpo llena todo el "tanque" de glucógeno que iremos bajando los días de descarga. Estos días el porcentaje de carbohidratos es mayor que el de proteínas y grasas, de manera de que sea usado como fuente de energía principal y necesaria para el entrenamiento.

dieta

Los días de descarga comemos muy pocos hidratos (en su mayoría provenientes de ciertos vegetales: espárragos, espinacas, brócoli, champiñones...) pero aún así seguimos entrenando, haciendo nuestra vida normal, etc., así que nuestro glucógeno irá bajando poco a poco. De esta forma cuando no hay energía de forma fácil, el cuerpo tiende a buscar grasas para degradarlas y convertirlas en energía. Con esto logramos disminuir porcentaje de grasa.

Por otro lado, este tipo de dietas condiciona nuestro ambiente hormonal (esta es la mejor parte). Por supuesto la primera a la que afecta es la insulina, la hormona encargada del almacenamiento de grasa y de construir músculo. Los días bajos en carbos se mantiene baja y envía una señal al cuerpo que dice que debe acelerar la quema de grasa como fuente de energía. Los días de alta permite alimentar al máximo a nuestros músculos.

Luego, está la leptina, la cuál es la encargada de enviar a nuestro cerebro la señal de que estamos saciados. Los días altos de carbos la leptina se mantiene alta; sin embargo, los días de bajo consumo la leptina envía al cerebro la señal de que hay hambre, que comas, y que ahorre energía. Al mantenerse baja, la leptina hace que el metabolismo se ralentice (lo cual no queremos) pero esto cambiará justo en nuestros días de carga de hidratos donde se resetea.

El músculo no se verá afectado ya que en el momento justo haremos de nuevo la carga de hidratos. Por otro lado, se recomienda incluir BCAA (aminoácidos) durante los días de descarga para proteger dicho músculo.

Ahora les comento mi experiencia. Estas dietas suelen ser restrictivas los días de descarga, por eso en mi caso no la alargaré mucho porque me canso de comer brócoli jaja (además no se recomienda). Sin embargo, no ha sido nada difícil para mi hacerla, y eso que, como les comenté, es primera vez que hago dieta extricta y no tengo muy entrenada mi fuerza de voluntad jaja. Además, cuando ya tienes el gusanillo de que ya necesitas algo dulce, pues aguantas un poquito más y esperas a tu día de carga. No he pasado hambre ni me he sentido débil en ningún momento, ni siquiera entrenando.

Desde el día dos ya me notaba mucho más deshinchada, sobretodo porque los carbohidratos hacen que retengamos mucho líquido. Luego, sí que me he visto más delgada y por supuesto eso hace que me vea más definida.

Pero, repito, son dietas de corta duración, para personas que hacen deporte y que sólo quieren reducir un porcentaje bajo de grasa. Tampoco recomiendo hacerla sin ninguna supervisión.

Pueden preguntarme cualquier cosilla ;) y a ver si luego me animo de mostrarles fotos...

RECENT POST