Fruta de noche, ¿sí o no?

A todos nos gustan las frutas, porque además están buenísimas, pero es cierto que existen muchos mitos alrededor de ellas. Se dice que algunas engordan más que otras, o que solo debemos comerlas en la mañana o antes de entrenar... En este post les diré mi opinión sobre si debemos o no comer frutas de noche.

Todas las frutas están compuestas por carbohidratos simples, pero también son altas en fibras, vitaminas y minerales. Las frutas son altas en fructosa (el azúcar de las frutas) que al ser asimilada en la digestión elevan nuestra glucosa en sangre (más o menos según el tipo de fruta). Esta glucosa pasa a la sangre para que el cuerpo la utilice como energía.

Es aquí donde viene el asunto... Si comemos una fruta en la noche, cuando ya no vamos a realizar ningún tipo de actividad que demande cierta cantidad de energía y que además nuestro metabolismo está más lento porque nos preparamos para dormir, está glucosa no se quemará y se acumulará en nuestro organismo como grasa. Si por el contrario entrenamos de noche, sí que pudiésemos consumir alguna fruta antes del entrenamiento.

Es por esto que es preferible eliminar las frutas de noche y consumirlas en el desayuno y en la merienda AM, ya que la energía que nos aportan sabremos que seremos capaces de consumirla en las tareas diarias, sobretodo si lo que quieres es perder grasa.

Pero, si aún así queremos consumir alguna, ¿cuál fruta podríamos comer?

Las frutas con índice glucémico más bajo son los frutos rojos (fresas, arándanos, moras, etc), mandarinas y albaricoques. OJO: respetar las porciones también es importante, no te vayas a comer 7 mandarinas jaja. Y, las de índice glucémico más alto: sandía, papaya o lechoza, mango, plátano.

RECENT POST